sábado, 21 de diciembre de 2013

Grosso modo así veo yo el asunto...

Ministro de Justicia
Desde hace un tiempo el Ministerio de Justicia, en manos de Ruiz Gallardón, ha emprendido una cruzada sobre el asunto relaciones sexuales/concepción apoyándose en las opiniones y en los sectores más recalcitrantes y puritanos, ya sean actores políticos, grupos de información, grupos fundamentalistas o grupos de presión. La nueva Ley de Protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada aparentemente anula el derecho de una mujer, o de una pareja, a decidir si el momento en que se ha(n) quedado embarazada(dos) es el idóneo para afrontar esa responsabilidad. Pero creo que hay algo más en todo esto.

El anterior gobierno socialista aprobó en 2009 la libre dispensación de la
píldora del día después y lo más conservador y más puritano de la sociedad española se echó las manos a la cabeza argumentando que eso no es más que darle libre albedrío al aborto y que esa píldora se convertiría en un instrumento anticonceptivo a posteriori. Rápidamente localizaron qué segmento de la sociedad iba a ser el que la utilizaría: la lasciva juventud se hartaría de follar a pelo y vería en la píldora una solución rápida y barata a sus desmanes -después se fue demostrando que no la profecía no era cierta. Llamaron a la objeción de conciencia de los facultativos y farmacéuticos para que no dispensaran tal medicamento. Al mismo tiempo la misma chusmilla de la sociedad empezaba a señalar que la edad mínima de consentimiento sexual, 13 años, era demasiado baja y habría que subirla.

A la libre dispensación de la píldora del día después le sigue una moderna Ley del Aborto que, a ojos de los puritanos, "esto" se iba a convertir en el coño de la Bernarda; entre la píldora y la nueva Ley facilidades para deshacerse de una vida humana por doquier. Afortunadamente, y gracias a que estábamos mucho mejor preparados de lo que otros suponían, ni la píldora del día después fue un recurso ni con la nueva Ley aumentaron significativamente los abortos por mucho que aumentaran supuestos y plazos.

Asociaciones de pancarteros a la calle, difusión y debate en los medios afines... Las leyes las hacía el diablo, oigan. Todo ilustrado con preciosas historias de crías embarazadas que decidían sacar a su hijo adelante apoyadas por una familia comprensiva ante la nueva situación que resalta la madurez de su retoño por la trascendente decisión que había tomado. Fotografías de fetos, que dejaron de serlo para pasar a ser humanos con una historia recorrían autobuses y decoraban marquesinas.

Aunque parezca increíble, Presidente del Gobierno.
Pero aquí llega el gabinete de Rajoy, que está para cambiarlo todo. En el programa electoral la revisión de la Ley del Aborto de Zapatero. Al poquito de llegar ya se plantea que la edad mínima para mantener relaciones sexuales aumentará a los 16 años y en eso es lo que están ahora (la edad mínima sobre el derecho a decidir sobre la propia vida son 13 años).

Ahora pienso en esas mujeres y parejas que están tomando métodos farmacológicos anticonceptivos o están usando métodos barrera para para no poder tener hijos porque consideran que no es el momento de tenerlos. Las píldoras anticonceptivas, los dispositivos intrauterinos o los condones, por poner unos ejemplos, no pueden garantizar una eficacia del 100%; hay un margen de error. Si ella(os) está(n) tomando precauciones para no gestar, qué derecho tiene el Estado a decidir sobre ella(os) en caso de que por ese margen de error sí haya gestación? Sencillamente ninguno. Si una mujer, o una pareja, confía en su protección y esta falla de entrada la opción de la píldora del día después se esfuma -a menos que sea evidente en el caso del condón- por lo que habría que esperar que el ciclo menstrual haga su trabajo; tiempo y tiempo que la pareja puede haber concebido sin saberlo, pero que sí suma a la restricción Gallardón.

Partiendo de que la mujer (pareja) no quiere engendrar en caso de embarazo, de entrada, la mujer (pareja) está jodida porque no es libre para decidir así que exclusivamente a ella le tocaría acogerse al daño psicológico y esperar que otros decidan sobre su suerte; porque a partir de ahora serán dos profesionales los que tengan que firmar el expediente, profesionales que decidirán basándose en evidencias pero también en sus propios prejuicios, creencias religosas o afinidades políticas, que para eso son humanos. No quería(n) un hijo -ni de penalty- y probablemente el Estado le(s) meta un golazo por la escuadra.

Pero quién utiliza fármacos anticonceptivos o dispositivos intrauterinos? Raro es que una adolescente vaya a un ginecólogo para pedir tal cosa; lo más probable es que mujeres adultas y formadas sean las usuarias de los mismos por lo que todo lo que he dicho anteriormente, por muchas trabas que le pongan y ante un embarazo no deseado seguramente sabrían qué hacer y cómo para, en el caso que lo decidan, interrumpir el embarazo. Lo que me huelo es que la futura Ley de Protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada -que se llevará aún algunos meses hasta su aplicación- unida a la elevación de la edad mínima para mantener relaciones sexuales a los 16 años no es más que un método "anticonceptivo" dirigido a un sector concreto de la sociedad en la que el acojone ante una situación de este calibre es tal que pueda llegar a provocar ataques prematuros de Parkinson a la hora de que él, o ella, ponga un condón en el miembro eréctil y se piense un poco mejor eso de que las peras con las peras y las manzanas con las manzanas y que el momento del semillado se puede dejar para un poco más adelante.

PD: Tal vez lo siguiente sea volver a que los tocamientos te dejan ciego ahora que Wert le da coba al clero en las escuelas.


lunes, 2 de diciembre de 2013

Requiem por Egipto.

Antes de empezar a leer lo que tengo que decir mi consejo es que pinchen aquí y podrán tener banda sonora mientras continúan leyendo la prosa de este juntapalabras. Esta entrada dice así:

"El borrador es radicalemente diferente del que se aprobó en 2012 en términos de justicia social, garantizando unas mayores libertades y trazando un nuevo futuro para Egipto". Palabras de Amr Moussa congratulándose de la recién redactada Constitución egipcia, una ley de leyes que deja fuera a los islamistas para reforzar el poder de los militares; con lo que les gusta pavonearse -héroe nacional al-Sisi al frente de todos.

Ingenuos serán los que digan que gracias a esta Carta se librarán de tenerlos en el parlamento: estarán dentro. Ingenuos serán los que se feliciten cuando digan que es una Constitución para todos porque no lo es. Lo que ayer aprobaron solo sirve para seguir dividiendo. Sigue en vigor el artículo 2 que dice tomar la Sharia como base jurídica así que los millones y millones de egipcios cristianos ortodoxos coptos seguirán siendo musulmanes por cojones y porque son minoría, así que ahí están encendiendo velas a todos los santos para que en las elecciones generales -en caso de que las haya, que lo dudo- salga elegido cualquiera que lleve charreteras sobre los hombros (o en su defecto a alguien a quién los cuarteles le declaren su amor eterno).

Imágen icónica de Tamarod.
Por ese artículo se quitan a los cristianos de enmedio y prohibiendo la formación de partidos políticos religiosos creen quitarse a los islamistas de los despachos así que expectante estoy para ver las listas de los independientes y el curriculum vitae de los que por ellas se presenten. Para seguir despejando el panorama la Constitución condena a que los militares puedan enjuiciar a civiles mandando así un mensaje a los revolucionarios Tamarod y Movimiento 6 de abril: si queréis un hueco la esquinita de la frontera con Libya y Sudan la tenéis a disposición, pero las calles ni pisarlas o a Borg al-Arab váis con el rais.

La recién parida otorga a los militares el "privilegio" de elegir durante los próximos 8 años al Ministro de Defensa que crean más conveniente (ahí los únicos civiles que tienen derecho a entrar son los de la empresa de catering llevando viandas). Por supuesto seguirán siendo las Fuerzas Armadas las que digan cuánto presupuesto deben disponer y, evidentemente, no lo conocerá ni el despacho presidencial de Ittihadeya por mucho que descuelgue el teléfono rojo para preguntarlo salvo que allí se siente "uno de los nuestros" aunque haya que encorbatarle.

Y por qué he dicho antes de que dudo que haya elecciones? Porque pronto recibirá Adli Mansour el borrador constitucional y su deber es convocar a referendum en menos de un mes. Durante ese mes me temo que las calles se llenarán de banderas amarillas con deditos varios, de manifestaciones, de algaradas, enfrentamientos con la policía o con el ejército y por mucho que los pocos dirigentes islamistas que quedan sin estar a la sombra digan que que ellos no apoyan la violencia los más cachorros y los más curtidos estarán en el frente para ser carnaza; amenazarán y atentarán a la espera de que la policía o los militares respondan y con el presumible número de bajas en la mano -y con alguno más que ellos apunten- le vayan con el cuento a Bandar bin Sultan ahora que el hombre está que hecha humo por los nuevos acuerdos de colaboración ruso-egipcios y tal vez al príncipe le de por desviar algún cargamento con destino Syria a Egipto para que las balas silben por la tierra de los faraones.

Príncipe Bandar, responsable de la inteligencia saudí.
Y puede que no haya elecciones porque el concepto "liarla parda" dejará de ser una equivocada mezcla de químicos para purificar el agua de una piscina pues es tan probable asegurar el pifostio que se avecina como posible asegurar que la "Primavera Arabe" en Egipto realmente será la de 2014, y si lo anterior ocurre es más que factible que el periodo pre-electoral quede en suspenso sine die porque más que una campaña electoral habría una campaña bélica.

Queda por ver el resto, qué sucederá con las minorías, con las mujeres, con los niños, con la educación,... pero de lo que se habla es de lo que realmente interesa y es lo que ya habéis leído, y deseando estoy escribir dentro de unas semanas o unos meses una entrada pidiendo disculpas porque escribiendo la presente estaba equivocado. Particularmente, si me dajaran hacerlo, diría un NO rotundo a la Constitución; primera y única vez que estaré de acuerdo con los islamistas.


PD: el tema que aparece no corresponde a W.A. Mozart sino a Clint Mansell

jueves, 21 de noviembre de 2013

Fueron ellos; yo no.

"Those kids in Tahrir Square, they were not motivated by any religion or ideology. They were motivated by what they saw through this interconnected world, and they wanted a piece of the opportunity and a chance to get an education and have a job and have a future; one single-most organized entity in the state that stole the revolution, the Brotherhood." Palabras de John Kerry.

En todas las revueltas y guerras norteafricanas vieron los Estados Unidos la oportunidad de manejar y controlar a su antojo no solo los intereses propios, sino el destino de Túnez, Egipto y Libya. Desde el primer momento tanto en la tunecina como en la egipcia estuvieron dando y sumando apoyos internacionales para los Hermanos Musulmanes y junto con el apoyo explícito de Turquía -único país musulmán democrático, aunque con la democracia venida a menos- los presentaron y los vendieron como una oportunidad única e histórica para asentar al Islam político y como la vía de la construcción de la democracia en los países musulmanes tradicionalmente gobernados por dictadores.

La apuesta norteamericana en su apoyo a la hermandad se puede ver fracasada pues tanto en Egipto como en Túnez han sido quitados de enmedio con apenas un año de mandato y, como en 2010 y 2011, otra vez con la gente en la calle gritando contra el dictador y pidiendo casi lo mismo: libertad, pan y derechos a los que se suma la lucha contra el terrorismo del que los hermanos han sido gemelos.

En el caso libio la CIA, junto con saudíes, qataríes y turcos, estuvo de parte de los sublevados que buscaban la libertad sobre la opresión de Qaddafi sobre su pueblo(¿?) y el cambio a la democracia (¿?); misma justificación totalmente válida para siria pues en ambos casos se pusieron a la faena armadas de diversos países destruyendo Libya -hoy sin viso alguno de estabilidad- y camino iban de hacerlo con Syria hasta que se toparon con Putin y recularon los planes de ataque, para monumental cabreo saudí.

Y por qué ahora las palabras de Kerry? Porque EE.UU. o se ha pasado de chulo con Egipto o le ha infravalorado y la respuesta egipcia ha sido mirar para Rusia y China después de que Obama congelara la ayuda económica al ejército y la entrega de aviones de combate, helicópteros, misiles y las maniobras conjuntas bienales que Egipto debería haber recibido y participado, y los acuerdos que el gobierno interino egipcio ha logrado para el país durante su visita a Moscú, ya devuelta por los rusos en Cairo, suponen armamento, colaboración en la planta nuclear de Dabaa y una más que probable base naval rusa muy cerquita de la entrada/salida del Canal de Suez -Alejandría, Damietta o Port Said-, la primera rusa fuera de su territorio pues la de Tartous en Syria corresponde a los tiempos de la URSS. 

Con esa probable base naval rusa y con Cairo haciendo ojitos a Moscú no le queda más remedio a EE.UU. que negar la mayor y culpar directamente de lo ocurrido a los casi extintos Hermanos Musulmanes para intentar una nueva aproximación a Egipto y una normalización de sus relaciones y acuerdos; más ahora con la frustración saudí de ver cómo después de inyectarle dinero después de la caída de los HH.MM. Egipto gira hacia Rusia, principal aliado de todo aquello que el príncipe Bandar quisiera devastar: Hizballah, Syria e Iran. Pero me temo que las palabras estadounidenses, después de haber ayudado a los HH.MM., de haberles defendido internacionalmente y después de haber condenado repetidamente el 30-J como Golpe de Estado, han llegado muy tarde.


PD: Al mismo tiempo que se filtra que la próxima Constitución garantizará a las SCAF elegir libremente su Ministro de Defensa se publica que al-Sisi no descarta presentarse a la elecciones presidenciales, según las palabras del propio General. Esto demuestra lo poco que vale en este país la palabra dada y el compromiso adquirido. 

martes, 12 de noviembre de 2013

Idiotizados o directamente idiotas?.

Coincidiendo con la Ashura algunos elementos se enzarzan en absurdas discusiones sobre quién es más puro y representativo en el Islam: si los sunníes por ser mayoría o si los shiíes porque los sunníes son una escisión de ellos. Para los sunníes la Ashura no es más que un día de ayuno obligatorio siendo el anterior o el posterior también recomendable porque así es como lo hacía Muhammad. Para los shiíes es un recuerdo al asesinato del Imam Husayn, nieto de Muhammad, junto a 72 seguidores en la batalla de Kerbala en 680.

Al mismo tiempo que aparecen las irritantes imágenes del rito shií de personas fustigándose hasta sangrar los sunníes se fortalecen diciendo que eso no es Islam, que ningún escrito recoge la autolesión sino todo lo contrario; la penalizan, que los shiíes son unos desviados o una secta que dicen ser musulmanes pero que no lo son. Tal vez los que así opinen, a los sunníes me refiero, no se están dando cuenta que están en el punto -o en el camino- que otros quieren y por el que han destinado, y están destinando, mucho dinero y esfuerzos.

Hay muchas maneras de idiotizar a la población pero la más efectiva es el medio audiovisual. En España, por ejemplo, no hay nada mejor que Sávame para hacer crecer como hongos a ridículos freaks mientras la audiencia se los come durante horas y comentan las ocurrencias al día siguiente -eso si no se lo están contando al vecino o al amigo por teléfono al mismo tiempo. En el caso musulmán los ricos y poderosos países del Golfo capitalizan la parabólica y entre los canales hay incontables dedicados permanentemente al Islam; predicadores moderados y predicadores radicales -que son los que más audiencia tienen- al servicio de una causa: la oración, la divulgación y, al mismo tiempo que inyectan una dosis diaria de intolerancia, la radicalización.

El mayor consumo de este tipo de "entretenimiento" lo hace, generalmente, la población de menos recursos y de menos estudios; los que la vida no les ha dado prácticamente nada y poco tienen más que la religión para agarrarse a algo. Son el caladero y el batallón de mártires que los poderosos puede que necesiten llegado el momento.

Ahora se sigue viendo, día tras día, que la Guerra Civil de Syria es un intento de dominación de Saudi Arabia sobre toda la región. Se sigue viendo que Saudi Arabia, aliándose con Israel gracias a Bandar, lo que quiere es someter a Iran y, como fichas de dominó cayendo, a todos los países de profesión shií. Y ahora se sabe que Saudi Arabia tiene planes de conseguir la bomba atómica con ayuda francesa y de poderosos lobbies norteamericanos. Saudi Arabia sabe que, armándose nuclearmente y con las bolsas de petróleo que posee, tendrá la supremacía regional y como primer suministrador de petróleo mundial sabe que en el futuro estaría en condiciones de mirar de otro modo a Israel, principal enemigo reconocido, a pesar de EE.UU. -que le tocaría más adelante. Una futura Saudi Arabia nuclear luchando actualmente con todos sus medios para que Iran no lo sea aunque tenga que implicar a toda la Comunidad Internacional con EE.UU., Israel y Europa a la cabeza.

Lo que sí ya han conseguido los saudíes es que Libya se haya desangrado, que Syria se desangre, que las grandes familias egipcias vuelvan a ser quienes fueron, que las trifulcas entre sunníes y shiíes en Iraq no cesen y, gracias a su propaganda audiovisual, contar con el apoyo de la gran mayoría de organizaciones terroristas islamistas desde Marruecos hasta Afganistan, se llamen como se llamen, que son las que garantizan el verdadero Islam sunní y que aseguran que lo mejor de esta vida empieza siempre con Bismillah. Que se lo pregunten a los familiares de los ejecutados o decapitados en Syria.

Soy musulmán sunní, sí, pero el tener ojos para leer, oídos para escuchar y cerebro para comprender me hace estar a años luz de estos que dicen que no hay otro camino más que el Qur'an y la Sunnah; entretenidos en la religión y que no pensarán, no discutirán y no juzgarán lo que se está comentiendo en nombre de la religión porque no tienen tiempo de desviarse. Una legión de tragapalabras que no son capaces de asumir lo que realmente son: idiotas que estudian y temen mucho y aman poco, o muy poco.




miércoles, 6 de noviembre de 2013

Esperando a Milady.

Europa se ofrece de nuevo como mediador en Egipto. No me interesa. EE.UU., después de ver cómo los egipcios no solo han estado en Emiratos sino que también se han dado un paseo por Moscú quedando encantados ambos, llega con su delegación a Cairo ofreciendo su apoyo al Gobierno Interino y diciendo que por un quítame allá esas pajas no vamos a dejar de colaborar -aunque las pajas fueran la congelación de la ayuda monetaria y armamentística firmada en Camp David y el temor de perder la exclusividad de paso de sus buques por el Canal de Suez. Tampoco me interesa a menos que John Kerry rebaje el precio del ketchup Heinz, que para eso su mujer es la dueña de la empresa y en Egipto venden como churros el 57 variedades. Que hayan prohibido la salida a un miembro del Partido Libertad y Justicia y le hayan detenido en el aeropuerto internacional de Cairo, tal y como están las cosas, ni me sorprende lo más mínimo ni tampoco me interesa. Incluso ni me importa demasiado la jaimitada del doctor Mohamed Mohamed Morsi en la Academia de Policía; para él la perra gorda de ser el Presidente legítimo de Egipto pero ojalá el juez Idris le acabe explicando al doctor, por si no le habían informado Badie o al-Shater, sobre el pucherazo de las elecciones democráticas. Ni siquiera el enfado en los despachos egipcios después de oir que los gobernantes turcos, Hermanos Musulmanes al fin y al cabo, piden la restitución de M.M. Morsi me importa.

Lo que sí me interesa, y mucho, es ver lo poco va a cambiar Egipto con la nueva Constitución por mucho que Amr Moussa abogue por el debate público de la misma en los medios de comunicación. Tal y como ha dicho delante de medios internacionales el artículo 2, que dice que los principios de la Sharia son entendidos como fuente de derecho, va a ser intocable por consenso mayoritario. Mala pinta entonces porque ya se estaría discriminando a los millones y millones de cristianos coptos que viven y profesan en Egipto y que se la tragarán doblada por mucho que ahora adúlen al ejército arguyendo que les han liberado de los HHMM y del Islam político en el poder y muchos de ellos simplifiquen las manifestaciones del pasado 30-J como Golpe de Estado (bienvenido sea dicen algunos) porque, quieran o no, será una Ley que les someterá injustamente. Delante de los mismos medios dice Amr Moussa, sin ruborizarse, que el General al-Sisi cuenta con un amplio apoyo ciudadano en una posible candidatura presidencial y que este hecho ha de ser tenido en cuenta (lagarto, lagarto). Para remate habla de que la Constitución egipcia está ideada para tener una vigencia de al menos 50 años.

Después de todo lo ocurrido en Egipto, de la desastrosa situación económica, política y social, después del derrocamiento de M.M. Morsi el General al-Sisi tiene más popularidad en Egipto que en España Belén Estéban -del primero hay tartas y bombones con su cara, respecto a la segunda, gracias al altísimo o al sursum corda, aún no hemos caído tan bajo. Realmente lo que ha hecho al-Sisi con Egipto es lo que hizo en España Franco con los pantanos; inagurarlos porque si no hubiera sido él hubiera sido el que hubiera ocupado su puesto pero por el mero hecho de ser el Ministro de Defensa en Egipto -y oyendo a la ciudadanía ante las "excepcionales e históricas movilizaciones" contra el régimen de Morsi; o lo que es lo mismo obrando como le ampara la Ley en caso de Seguridad Nacional- el General al-Sisi, menos para el islamismo político, es una figura cuasi de adoración para un enorme número de ciudadanos; al-Sisi o el ejército que, al fin y al cabo, es lo mismo. Egipcios devotos de su historia, pasada y reciente, aunque hayan sido sodomizados por la misma, que también.

Me preocupa que de nuevo Egipto estará en un escenario dirigido; tal vez con una cierta apertura pero ni libre ni democrático aunque así lo vendan. Condicionado de nuevo el pueblo volverá a las urnas contra unos o contra otros porque al final, tan polarizada sigue la escena, ni siquiera los movimientos juveniles -el verdadero futuro- podrán abrirse paso por mucho y bien que se expliquen. Si de algo vale, para ellos irá mi apoyo.

Y me preocupa, y mucho, que dentro de la comisión constitucional el partido al-Nour -dudoso honor el que me llame igual que ellos, aunque los prefiero a los hermanos porque al menos van de cara- se niegue a añadir en la Constitución un artículo, el 11, que reconozca la igualdad de género; no solo en lo referente a cuotas, sino a lo referente a todo lo que abarca el intocable artículo 2: los principios de la Sharia. Por higiene -incluso política- sería deseable que la mujer tenga voz y responsabilidades en el próximo Egipto. Soy poco soñador pero, si hubiera un mínimo de cordura, deseo y espero ver a las mujeres en puestos mucho más representativos. Barbudos de al-Nour!, las mujeres no son floreros, aunque os cueste creerlo.


sábado, 2 de noviembre de 2013

El Bernameg.

"Lo mejor que le puede pasar a un cruasán es que lo unten con mantequilla". No se porqué nada más saber que la cadena CBC ha suspendido la emisión del programa El Bernameg, de Bassem Youssef, se me he venido a la mente la primera frase del libro de Pablo Tusset. Tal vez haya sido porque la mantequilla resbala y eso creo que ha hecho la CBC, resbalarse, vetando el programa franquicia del presentador del presentador estrella.

Bassem Youssef es un presentador de un programa de humor, ácido e inteligente que mientras han estado Morsi y los Hermanos Musulmanes al frente del Gobierno egipcio ha criticado sistemáticamente las torpezas, los errores y hasta los aspavientos del anterior régimen, de sus seguidores, de los medios de comunicación que los alentaban y todo ello corriendo peligro su integridad por la acumulación de amenazas a su persona. Bassem Youssef era una cara simpática para los detractores de los islamistas, para los militares, y sus seguidores eran legión.

Doctor Bassem Youssef
Desde poco después del derrocamiento de Morsi hasta el pasado viernes 25 de octubre Bassem Youssef no ha emitido ningún programa pero al doctor en cirugía vascular se le ha visto, con y sin micrófono, en las manifestaciones anti-Morsi diciendo, al que quisiera oirle, verdades como puños respecto al zafio comportamiento de los islamistas y opinando acerca de lo que cree que debería ser su país; un tipo comprometido con su pueblo pudiendo, debido a su popularidad, haberse quedado en casa y con una cámara delante decir exactamente lo mismo que en la calle.

Durante semanas y semanas se ha echado de menos su programa a las 21:30 del viernes hasta que el pasado 25 volvía a la parrilla El Bernameg. Las críticas han sido terribles contra él porque ha hecho exactamente lo mismo que hacía con Morsi y los Hermanos Musulmanes pero ahora con el ejército, incluso con un tono muchísimo más moderado. Antes se sentían dañados por el presentador los seguidores islamistas y se ganaba la risa, el aplauso y el favor de más de medio Egipto (sus programas solo en el canal Youtube han sido seguidos por más de 30 millones de egipcios) y ahora, después de dudar si BY haría el mismo tipo de programa, incluso amenazando con denunciar en el caso de no hacerlo, parece que son los que ríen.

Desde CBC se ha dicho que tras el visionado del segundo programa de la temporada éste contravenía la "política editorial de la cadena" al tiempo que filtra un desencuentro económico entre las dos partes. Qué problema económico puede tener una empresa privada con su presentador estrella si es el que más dinero genera para la empresa?. Evidentemente el contrato que tengan entre ellos lo desconozco pero sería bueno que, cuanto antes, tanto el presentador como la cadena den explicaciones al respecto porque da sensación de conchaveo de la CBC con el gobierno interino, o con el ejército, y ante los islamistas que se están concentrando y lo harán -mínimo- hasta el próximo día 4, día del juicio fijado a Morsi y a otros 14 miembros de los HHMM, este veto a Bassem Youssef es una pequeña victoria porque es interpretado como una justificación más del Golpe de Estado ya que ellos sufrieron ese tono irónico del presentador y ni con amenazas ni con la justicia pudieron cancelar la emisión del programa pues tanto la cadena como la opinión pública respaldaban a BY. Ahora en esta nueva etapa política, y en esta nueva temporada televisiva, después del primer programa alguien entiende que hay motivos para cancelar, al menos, el segundo el viernes a última hora cuando por todos es sabido que El Bernameg se graba los miércoles. Este asunto huele que apesta.

PD: Ayer viernes se filtró que la comisión encargada de redactar la nueva Constitución egipcia es favorable a la eleminación de la censura en los medios de comunicación; censura que seguirá aplicándose en caso que afecte a temas de seguridad nacional. 


lunes, 28 de octubre de 2013

Rabaa, también en Israel.

La simbología de Rabaa el-Adawiya, famosa mezquita cairota, va mucho más allá de una simple reivindicación ciudadana pues es entendida por dos vertientes: la favorable hecha por los partidarios de los Hermanos Musulmanes como símbolo de la lucha contra lo que creían un Golpe de Estado y la opuesta hecha por todos los contrarios a esa idea que no solo tenían que sufrir, directa o indirectamente, el asentamiento sino que argumentaban que ese campamento tenía otros fines menos reivindicativos.

Rabaa, como Nahda,  fue noticia desde el primer momento porque allí, además de ciudadanos más moderados, se reunía la plana mayor de la madre del terrorismo islamista actual disfrazada de ONG; desde el escenario montado enfrente de la mezquita los líderes de la hermandad lanzaban proclamas de jihad, de lucha armada, llamaban a los mártires a filas, usaban a mujeres y niños para continuar con su lucha y contaban con ciertos medios de comunicación para contar su mentira al mundo; mentira, por lo general, con buena acogida por la prensa internacional, principalmente norteamericana y europea.

Como ya he contado alguna vez la creación de la hermandad musulmana tuvo como uno de sus primeros objetivos la expulsión del suelo egipcio de franceses y, principalmente, de ingleses asentados a lo largo del Canal de Suez porque sus modos de vida no correspondían, según su credo, con los de un Estado islámico. A finales de la década de los 40, después de los tratos del Mufti de Jerusalem, miembro de los HHMM, con Hitler el odio de los ya terroristas, se centró en Israel y en EE.UU., su principal socio en el mundo.

Rabaa en Israel.
De ahí que mirando la historia y la hoja de servicios de los Hermanos Musulmanes sorprende que en la municipalidad de al-Quds (Jerusalem), y a propuesta de la Asociación de Egipcios en Israel, se haya dado el nombre de una calle a un campamento ilegal levantado por cientos y cientos de personas que -abiertamente o no- con la excusa de una movilización pacífica en favor de la restitución de Mohamed Morsi como presidente de Egipto no solo se han manifestado sino que dentro de su campamento se ha traficado con armas, se han ejecutado, se han quemado y se han mutilado seres humanos. Un campamento que ha sido el emblema de la sinrazón islamista pero que ha conseguido que su nombre aparezca en una avenida de una ciudad de su principal enemigo reconocido. Una sinrazón que no atiende a la revindicación de un territorio o de una cultura maltratada, apisonada o arrinconada sino que su fin es imponerse a todas las sociedades, a todas las culturas y a todas las religiones hasta que el Qur'an pueda leerse en las cimas de todas las montañas del mundo. 

Nos enteraremos o no nos enteraremos pero el despropósito de la concesión de esta calle a un símbolo del terrorismo internacional posiblemente provoque enfrentamientos gratuitos que, a su vez, podrían devenir en la pérdida de vidas humanas. No aprendemos.

lunes, 21 de octubre de 2013

Mentir, en el ADN.


En el camino de avanzar en la jihad -el cuarto de sus cinco mandamientos- los Hermanos Musulmanes no han ahorrado en esfuerzos; siempre han sabido cuál era el objetivo y con mucha paciencia se han servido de la integración que le han brindado en occidente, han construido sus mezquitas en occidente, han estudiado en EE.UU. y en Europa, se han infiltrado dentro de las principales instituciones occidentales, han pedido sensibilidad y respeto hacia su religión y sus tradiciones consiguiendo, la mayoría de las veces, el servilismo de éstos y se han mostrado agradecidos a los países que los han acogido mientras, como secta terrorista, planeaban atentar contra ellos.

Los Hermanos Musulmanes desde su fundación han focalizado a sus enemigos; primero contra los colonos franceses e ingleses en Egipto y contra todos aquellos egipcios que les apoyaban, después contra Israel tras su refundación en alianza con el nazismo, para completar con EE.UU. y Europa en una jihad a escala global.

A pesar del odio hacia occidente, como diablos que son, no tuvieron reparos en llegar al poder negociando y siendo financiados por aquellos que pensaban cómo debía ser, según su estrategia, el nuevo mapa de Oriente Medio después de animar a los Hermanos Musulmanes a buscar la desestabilización principalmente en Túnez, Libya y Egipto y la derrocación de sus dictadores; los mismos que han empujado las revueltas en Marruecos, Jordania o Sudán y los mismos que han provocado la Guerra Civil en Syria, el país de Oriente Medio más alejado de Washington.

EE.UU. y Europa, tal vez llevados por el optimista primer mandato del presidente turco Erdogan -como miembro de la OTAN y en negociaciones para ser socio de la UE- vieron en el moderado islamismo político una oportunidad de ejercer un mayor control sobre esos países soberanos y apostaron por la organización de revueltas populares para provocar los cambios de gobierno y dar paso a un nuevo escenario más manipulable para sus intereses; cambios democráticos en países que no han conocido democracia era lo justo para vender su apoyo, su alegría y sus felicitaciones a los ciudadanos que estaban experimentando el cambio de la dictadura a una moderna democracia con el Islam político al frente.

Por los resultados vistos primero en Libya, después en Egipto, y por lo que se está viendo últimamente el Túnez y en Turquía, se conoce que los think tank han querido escribir una página más de la historia sin ni siquiera pararse a conocer quiénes eran sus macabros socios en la aventura; una aventura que ha costado miles de vidas y miles y miles de millones dólares; una aventura en parte financiada con los petrodólares qataríes y, en menos medida, saudíes; una aventura que, como en Iraq o Afganistán, no ha hecho más que empeorar las pobres condiciones que los países tenían antes de la revuelta; una aventura que ha llevado terrorismo donde no lo había -caso de al-Qaida en Túnez- o ha dado paso a una ola de terrorismo que ni Dios sabe cuándo podrá parar pues, con estas aventuras, han conseguido que muchos que apoyaban a los Hermanos Musulmanes como organización caritativa ahora justifiquen el uso de las armas contra los que antes no consideraban ni siquiera enemigos y que los que estaban más atentos al incendiario dictado de la hermandad ahora empuñen las armas para atentar.

Pero en un acto de cinismo, algo que sobra en la hermandad musulmana, los cofrades egipcios se lamentan del apoyo que occidente -especialemente EE.UU.- está ofreciendo al nuevo gobierno egipcio asegurando que son los que están sosteniendo la acutal situación y al actual régimen. La tergiversación, la manipulación, el asesinato y la mentira están en el ADN de los Hermanos Musulmanes desde que se fundaron y esta aseveración, después de saberse el trato del desteñido de Obama con ellos, no es más que una llamada a filas a sus mártires y una justificación por adelantado de los futuros actos terroristas que, en cualquier parte, llevarán a cabo justificados por la jihad.




sábado, 19 de octubre de 2013

S.O.S.


El juego de desestabilización y reparto de Oriente Medio ya se está dando en Libya; cada vez aparecen más noticias de la partición del país en tres provincias -Tripolitania, Fezzan y Cirenaica- cada una al mando de las gentes locales con mayor influencia y prácticamente todas al servicio de compañías transnacionales, principalmente norteamericanas. Este mismo paso se intentó en Egipto mediante el trato multimillonario entre los Hermanos Musulmanes y la administración estadounidense para el reparto de tierras en Sinaí en favor de palestinos de Gaza; asentamientos para terroristas de todo pelaje islamista incluídos.

Egipto, como se ha demostrado, ha sido un rotundo fracaso para los que planificaron el mapa de la zona quedando, al menos momentáneamente, aparcados los planes en el área después de que el proyecto USA-HHMM capitulara el pasado 3 de julio. La mayoría de la población apoya al actual gobierno interino egipcio y la misma mayoría respalda al ejército como garante de todos y cada uno de los egipcios a pesar que, viernes tras viernes después del sermón, los islamistas se sigan echando a las calles para protestar por la restitución de Mohamed Morsi como presidente ornamental de Egipto (esto me hace recordar al lumbreras del monólogo de Dani Rovira).

Lo que sigue en ebullición es Syria pero, estoy seguro, con lo que no contaban los think tank era con la crueldad de los muchachos que reciben su dinero dinero, su adiestramiento y sus armas para que le hagan el trabajo sucio frente al ejército syrio mientras insisten en presentarse como víctimas de al Assad cuando, en realidad, fueron los primeros en abrir fuego.

The Huffington Post UK
Si Amnistía Internacional le envió hace unos días una carta a Barack Obama pidiendo la retirada de las ayudas armamentísticas y económicas directas al ejército egipcio argumentando que éstas podrían ser usadas para la violación de los derechos humanos es de esperar que la misma organización se haga eco que los EE.UU., Europa, Israel, Turquía, Saudi Arabia o Qatar están respaldando el nuevo reto de los francotiradores en Syria: disparar al vientre de las mujeres embarazadas para intentar que el balazo se lo lleve el no nacido. Hasta ocho balas se han encontrado dentro del útero de una embarazada.

Una Guerra Civil, uso de armas químicas, decenas de miles de muertos, millones de refugiados y desplazados y una amenaza permanente de guerra entre potencias no justifica la inversión en una banda de asesinos -que es lo que son estos tarados islamistas y los hijos de la gran puta que los contratan- mientras ni la Comunidad Internacional, ni Dios que baje a verlo tienen los mínimos arrestos de señalar a los verdaderos culpables de tan atroz juerga. Malditos seáis.



martes, 15 de octubre de 2013

Egipto enseña bíceps; Obama se destiñe.


La vorágine en Egipto es ya imparable; decenas de canales de televisión pasando imágenes de miles y miles de peregrinos en estado de Ihram llegando al monte Arafat en Makka, cientos de niños alegres vistiendo ya las ropas que sus familiares les han comprado por Eid, animales macho pastando en un habitat no natural esperando a que el matarife, ocupado ahora en afilar sus cuchillos, les degüelle en unas horas, fuegos artificiales que anuncian la fiesta... Pero el alboroto también deja su espacio a los islamistas, a sus voceros y a sus acciones -como contratar a unos cuantos matones ahlawy para acojonar al personal que ayer transitaba por el aeropuerto Internacional de Cairo- que se preveen puedan suceder también hoy, día grande para los musulmanes.

Aquí hay ambiente de fiesta pero la vida continúa y las estrategias de unos y de otros se siguen descubriendo, así como las inmediatas reacciones. Estados Unidos no habla y Egipto no puede decir pero extraña - o no tanto- un movimiento de 4000 efectivos del ejército a lo largo del Canal de Suez; la razón es la protección del mismo bajo amenza de ciertos países. 

USS Harry S. Truman pasando bajo el
puente al Salam cercano a Ismailia.
Desde que fuera Morsi depuesto el pasado 3 de julio han sido varios los desencuentros entre EE.UU. y Egipto. La primera reacción de la administración Obama fue la congelación de la entrega a Egipto de 4 cazas F-16 que estaban comprometidos; la reacción de las autoridades egipcias fue permitir el paso por el Canal de Suez, durante sus movimientos militares provocados por la situación Syria el agosto pasado, del portaaviones Harry S. Truman pero no del grupo de combate completo dejándose los estadunidenses en el Mediterráneo dos fragatas y dos destructores.

Dando un paso más EE.UU., además de no hacer efectiva de los aviones de combate acordados, tampoco ha hecho entrega de los helicópteros Apache, ni de los carros de combate M1 Abrams, ni de los misiles antibuque Harpoon que estaban en el contrato. Sin ser esto suficiente también han congelado la entrega de 260 millones de dólares en cash. Desde Washington dicen que esta medida no es definitiva pero que los acuerdos entre ambos países estarán contínuamente bajo revisión. EE.UU. prohibe oficialmente cualquier ayuda a un país cuyo gobierno electo es derrocado en un golpe militar; hoy aún con lo evidente que fue la manifestación del 30-J y la posterior reacción que tuvieron los seguidores islamistas -animados, amparados, armados y financiados por los Hermanos Musulmanes- el hawaiano se destiñe angustiado dentro de sus fronteras y derrotado diplomáticamente fuera de ellas, dudando si hubo Golpe de Estado en Egipto o no lo hubo y aún hoy, cuatro meses después de aquello, está buscando la retórica para explicarse sin tener que romper la firma de los acuerdos egipcio-israelíes de Camp David.

Para embarrar un poco más el asunto Amnistía Internacional envía una carta a Obama pidiendo la congelación de toda ayuda económica y armamentística a Egipto porque " las fuerzas de seguridad egipcias probablemente las usarán para violar los derechos humanos" (AI se basa en las declaraciones de beduinos del Sinaí que afirman haber visto cómo el ejército egipcio ha usado helicópteros Apache para destruir túneles en la franja de Gaza y que también fueron usados en la represión efectuada tanto en la frontera israelí como en el interior de la península, sin mencionar nada más). Curioso es que Amnistía Internacional pida que EE.UU. aplique esta sanción a Egipto viendo el resultado de las campañas estadounidenses en Iraq, Afganistán, Libya o Syria o como actuó y sigue actuando -en defensa de los derechos humanos- en cárceles como Abu Ghraib, Bagram o Guantánamo.

Que a día de hoy EE.UU. no haya mostrado ningún apoyo al actual gobierno interino (más allá de los tópicos habituales), que siga dudando si el derrocamiento de Morsi fue o no un Golpe de Estado y que haya parcialmente cancelado la ayuda que por contrato debía haber hecho efectiva está provocando que las élites políticas egipcias griten el acuerdo que tenían Obama y los Hermanos Musulmanes al mismo tiempo que declaran "Nosotros no necesitamos esta ayuda, lo que realmente necesitamos es mayor independencia nacional", como ha manifestado Mahmoud Afifi. Mientras la élite militar de momento calla pero, demostrando músculo, se despliega a lo largo del Canal de Suez dejando claro, para el que aún no lo tenga, que la titularidad del mismo es egipcia. 





viernes, 11 de octubre de 2013

Fiestas.

La vida continúa con cierta normalidad por las calles de estas dos ciudades -Cairo y Giza- metidos de lleno en el lío del Hayy, del Eid al-Ahda y el día de la Fiesta Nacional española (día de la Hispanidad para unos, día de la Raza para algunos y día festivo en el calendario para mí). Tal vez como aperitivo de celebración de las dos primeras un entrevistado en al Jazzera le pregunta al entrevistador "qué han hecho los terroristas para que el ejército los persiga y los mate"?(sic).

Sobre el Hayy -uno de los pilares del Islam-, la peregrinación a Makka, desde el reino de los Saud, más concretamente Abdallah, han advertido, principalmente a los egipcios, que por allí no tienen el chichi pa' farolillos; a los que vean con cualquier camiseta, gorra o pegatina con el símbolo R4BIA les dirán como en las tarjetas del Monopoly: "vaya a la cárcel". Más que dirán, actuarán, pues tampoco les van a dar muchas explicaciones; al talego y luego ya veremos cómo y cuándo sales.

Establo urbano.
Mientras por aquí se sigue preparando la festividad del Eid; alegría y pastoreo en plena ciudad. Borregos, cabrones, toros o camellos que van a parar a corrales y establos improvisados en cualquier calle y en cualquier esquina; otros, los más afortunados, ocupan los bajos de edificios en construcción. Todo está listo para que llegue la fiesta del sacrificio en cuatro días. Fiesta religiosa y día de juerga; diría más lo segundo que lo primero por la experiencia de los dos que ya he vivido.

A todo esto los expatriados españoles somos los que, de refilón, nos hemos llevado la peor parte de que el 12 de octubre haya caído en sábado este año. El Instituto Cervantes cancela su programación en la Opera House -con la buena pinta que tenía- y la Embajada retrasa la recepción que ofrece a la comunidad española. No entiendo muy bien porqué el Instituto y el agregado cultural de la embajada programan para un viernes un espectáculo cuando hasta el tato sabe que después del sermón siempre hay algún lío por las calles; trabajar para programar y después hacerlo para cancelar excusando seguridad. Buen trabajo chicos.

Y una lástima que nos perdamos el frugal ágape que este año ya estaba recortado a dos horas únicamente; el año pasado llegamos, para variar, un poco tarde y lo disfrutamos poco y aún así me dió tiempo a conocer gente interesantísima, sobre todo a un diplomático yemení adicto a la rubia y a las mujeres. Tampoco perdía ripio algún que otro pendón entre banderas; algo anécdotico.

Entre tanto preparativo Amr Moussa, a principio de semana, asegura que la Asamblea Constituyente de la que está encargado trabaja para que no haya partidos políticos religiosos en la Constitución egipcia cuyo borrador definitivo debería estar preparado a finales de noviembre y en las manos de Adli Mansour. En las próximas semanas iremos viendo cómo los islamistas se toman la medida y, de ser cierto lo que dice Amr Moussa, saldremos de dudas de su compromiso con la sociedad y con su país. Lo que es notorio es el compromiso de al-Sisi consigo mismo; sigo sin entender muy bien porqué su cara aparece en la mayoría de vehículos militares que están desperdigados por las calles si, como asegura, él actuó el 1 de julio por las demandas democráticas, excepcionales e históricas del pueblo contra el islamismo político representado por los Hermanos Musulmanes y, como ya ha dicho, él no tiene intenciones de postularse como Presidente. De momento los unos y los otros, a los españoles, ya nos han jodido la farra sin quererlo.

PD.: Gracias a los nuevos lectores que se han sumado desde Guatemala, Ucrania, Bielorrusia y China.

domingo, 6 de octubre de 2013

6 de octubre: otro fracaso Kharouf.

Es llegar el otoño y comenzar el período de reproducción de numerosas especies animales. Algunos casos -como el del ciervo rojo-, coincidiendo con las lluvias de finales de septiembre, suponen un verdadero espectáculo, incluso turístico: la lucha de los machos por el territorio y por las hembras que en él habiten. En el caso de los ovinos la excitación de los machos no es tan evidente como en los cérvidos pero también coincide que en la misma época del año se vuelven calenturientos.

Kharouf, seguidor de los
Hermanos Musulmanes
Los que vivimos en Egipto no tenemos la suerte de acercarnos a Cabañeros y pegarnos el madrugón para ver la los ciervos en plena berrea y tampoco tenemos muchas posibilidades de ver bóvidos peleándose por los apareamientos con las hembras. Pero a lo que sí podemos asistir los que aquí vivimos es al contínuo trasiego de borregos; gracias al calendario lunar en apenas 9 días será la fiesta mayor de los musulmanes, el Eid al-Ahda, y miles de animales ya están esperando, en rebaños urbanos, que llegue el señalado día para que les degüellen. 

Coincidiendo en fechas de este movimiento de animales también hemos tenido la posibilidad de ver los preparativos y el comportamiento de los Kharouf y de cuál iba a ser su actitud hoy, 6 de octubre, día de la Fiesta Nacional de Egipto que conmemora el primer día de la ofensiva del ejército egipcio sobre el israelí y la posterior reconquista del Canal de Suez. A los que nos gusta entretenernos en saber qué está pasando en la sociedad en la que hemos elegido vivir llevamos días atentos a toda la información que cae en nuestras manos para tratar de comprender porqué los seguidores de los Hermanos Musulmanes no desisten en su empeño de usar la violencia contra sus conciudadanos y no admiten, de una vez por todas, que son los propios egipcios los que no les quieren cerca, que son los propios egipcios los que reprueban su comportamiento de cani barriobajero -como se pudo ver hace dos días en el barrio de Manial siendo expulsados por el vecindario. 

Los Hermanos Musulmanes, como grupo donde miles de personas encuentran su espacio de confortabilidad y afinidad, deberían tener un comportamiento más racional acorde a su condición de seres humanos; los borregos -se supone inteligentes- deberían de darse cuenta por ellos mismos que están siendo controlados emocionalmente por una jauría de perros y por unos cuantos pastores. Pero el numeroso rebaño sigue obedeciendo la voz del pastor ejecutada por los perros siendo sordo, mudo y ciego ante el fracaso del islamismo político en Egipto y sigue adelante en una absurda lucha injustificada por el territorio que ellos solitos perdieron.

Pocos países serán más patriotas que Egipto, y aún ahora la mayoría está celebrando su Fiesta Nacional mientras otros todavía están por las calles obedeciendo consginas, creando altercados y provocando enfrentamientos que están costando vidas gratuitas. No son capaces de darse cuenta que con sus actos de sumisión ni serán héroes ni serán mártires sino títeres de un régimen y de una organización que han sido un fracaso. Su propio fracaso.

viernes, 4 de octubre de 2013

El extranjero.

A veces una buena novela es suficiente motivo como para querer guionizarla y llevarla al cine. A veces una buena novela -o uno de sus personajes- puede ser un buen argumento para ponerle música y letra y crear una canción. El extranjero, del argelino Albert Camus, le pareció lo suficientemente buena a Luchino Visconti para realizar una película y lo suficientemente profunda a The Cure para componer el tema Killing an arab.

Albert Camus.
Llevo años viviendo en Egipto y el mismo tema del que trata la novela de Albert Camus podría interpretarlo en la sociedad que he elegido vivir. Todo me parece absurdo, todo me parece equivocado, todo me parece falso, todo me parece un engaño; todo excepto la seguridad de lo tangible. Es posible que mis ojos de extranjero acostumbrado a vivir en otra sociedad y con muy diferentes valores hagan sentirme culpable, que sea yo el que no tiene encaje dentro este absurdismo.

Haciéndome cargo de la situación en la que se encuentra el país y todo lo que ha sufrido en estos últimos años me sorprende la carencia de valores que, en general, tiene el egipcio y como deja que la moralidad, lo intangible, gobierne las vidas de un todo social. Puede por este motivo mi relación con la religión(es), desde que tomé realmente conciencia de ella(s), sea cada vez más residual. Cada día que paso vivendo en este país tengo más claro que la felicidad pasa por lo tangible y por lo que mi libertad individual me permita hacer o decir. No la encontraré buscando dentro de ninguna religión; me da igual Qur'an o Biblia.

Entiendo que la fe es una cuestión que cada uno entiende a su manera y que cada uno se abraza a la religión por diferentes motivos, teniendo en cuenta que se estará marcado dependiendo del país donde se nace o dentro de la familia en la que se nace. La religión en Egipto, para la gran mayoría, es como una tabla de madera para un náufrago; una esperanza a la que agarrarse cuando se está desahuciado. Para otros es poder y su ejercicio, ya sea sobre la sociedad o sobre la misma familia. Para otros, para los más extranjeros de todos, es un utensilio y un lucro. 

Pero todos, de un modo u otro, luchan por ella y ven agravios tanto en películas (Submission, La inocencia de los musulmanes,...), como revistas (Jyllands Posten, Charlie Hebdo, Magazinet, El Jueves,...) o en series (South Park,...) e interpretan y juzgan la libertad de expresión que, por supuesto, ellos ni han conocido ni conocen. Todos la justifican porque admiten ser siervos de un ser supremo que ni racionalmente ni científicamente tiene explicación. Todos la quieren pero ninguno la cumple, por exceso o por defecto, y ni posibilidades tienen porque el ser humano no es perfecto.

Vivo dentro de una sociedad que olvida al individuo y el papel que juega dentro de ella; dentro de una sociedad que -quien más quien menos- toma conciencia de su existencia como algo transitorio. Por eso, por estas percepciones que me llegan, no puedo hacer más que justificar mi entrega no a Dios sino a lo tangible, al sentido de la vida que tengo dentro de mí mismo y dentro de unos valores no forzados. Todo lo que estoy viviendo hace que cada día me indentifique, dentro del absurdismo egipcio, con el señor Meursault y esto hace que pueda explicar racionalmente porqué creo Egipto está poblado por más de 85 millones de extranjeros. 

domingo, 29 de septiembre de 2013

USA, Saudi Arabia y Qatar, a por Sudan (copy and paste).

The Associated Press revela que la reciente y contínua inestabilidad "al estilo de la primavera árabe" en Khartum, capital de Sudán, está liderada por la oposición de Sudán apoyada por Occidente, el Partido Nacional Umma, y las diversas ONG's de imitación y los medios de comunicación "independientes" creados por occidente para apoyarles. Esto revela otro levantamiento diseñado por occidente construído para el cambio de régimen en favor de un nuevo régimen cliente amigable con occidente. El artículo de AP, "los manifestantes sudaneses exigen el derrocamiento del régimen", primero declara: 

Los activistas reconocen que no tienen un liderazgo unificado ni el apoyo de los partidos políticos, pero expresan la esperanza de que la naturaleza espontánea de la actual ronda de protestas signifique que están ganando impulso.

Sin embargo, AP luego admite: 

Uno de los más prominentes líderes de la oposición de Sudán, Sadiq al-Mahdi, del Partido Nacional Umma, dijo a los fieles en una mezquita en el barrio de Omdurman que al-Bashir ha estado gastando el presupuesto del Estado en "la consolidación del poder" y no "para levantar la agonía de los hombros de los ciudadanos." Después del sermón, los manifestantes marcharon por el distrito, un bastión de la oposición desde hace mucho tiempo, cantando "el pueblo quiere la caída del régimen", el lema oído en los levantamientos de la Primavera Árabe que comenzaron a finales de 2010 y han dado lugar al derrocamiento de los líderes en Túnez, Egipto, Libia y Yemen.

Es evidente que los "activistas" de hecho tienen un líder - Sadiq al-Mahdi, del Partido Nacional Umma que estaba literalmente dirigiendo a los manifestantes a las calles. Y aunque las comparaciones con la "primavera árabe" evocan imágenes de las protestas pacíficas "pro-democracia", AP admite que los manifestantes ya están recurriendo a la violencia: 

Los manifestantes furiosos prendieron fuego a comisarías de policía y decenas de gasolineras y edificios gubernamentales, y los estudiantes marcharon cantando por la destitución de al-Bashir.

AP, tal vez con la esperanza de que los lectores no se molestarían en investigar el asunto, también cita a un "bloguero y periodista del Reem Shawka" para reforzar su narrativa. Shawka es columnista en la revista "500 Palabras" de Sudán. Mientras que "500 palabras" sostiene que se trata de "una revista online sudanesa independiente", anuncia con orgullo en la columna derecha de su página web un próximo Instituto de Paz de EE.UU., un "Programa de Líderes Jóvenes del Sur de Sudán y Sudán." Como la engañosa propaganda financiada por Estados Unidos en Tailandia, el frente Prachatai, "500 palabras" es probablemente financiada directamente por el gobierno de los EE.UU., y está sin duda en consonancia con la agenda y los puntos de vista del Departamento de Estado de EE.UU. sobre Sudán.


Imagen: "La revista online independiente" de Sudán "500 Palabras" anuncia con orgullo al Instituto de paz de EE.UU. en su sitio web (lado derecho), dejando al descubierto los vínculos predecibles entre el apoyo de la oposición respaldada por Occidente en el interior de Sudán y el Departamento de Estado de EE.UU. a través de la Fundación Nacional para la Democracia y otros, que muy probablemente provean de fondos al frente online de propaganda. 

En efecto el editor jefe de "500 Palabras", Moez Ali, tiene su propia página en "Open Democracy" -financiada por el Open Society Institue del criminal convicto George Soros, la Fundación Oak, el Sigrid Rausing Trust, TIDES y muchos otros. Cabe mencionar que el Instituto de Paz de EE.UU. - anunciado por "500 palabras" - ha jugado un papel instrumental en el oeste de la ingeniería "primavera árabe", donde, literalmente, se preparan las constituciones y la estructura de los regímenes que Occidente planea crear una vez que esas naciones sean derrocadas. 

¿Quién es líder de la oposición Sadiq al-Mahdi?

Sadiq al-Mahdi, líder del Partido Nacional Umma de Sudán, es miembro de la Fundación Arabe para la Democracia (puesta en marcha por UE-Estados Unidos-Arabia-Qatar) y el Club de Madrid, que cuenta con el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton como "miembro pleno", entre muchos otros, y está respaldado por Wall Street y la miríada de "instituciones internacionales" y fundaciones como el Banco Mundial, el Fondo de los Hermanos Rockefeller, la Fundación Ford, Walmart, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Microsoft y muchos otros. Al-Mahdi mismo fue educado en Oxford, según su biografía oficial del Club de Madrid, que también declara:

Al-Mahdi fue elegido presidente del partido Umma en noviembre de 1964, y encabezó una campaña de promoción de la actividad política, desarrollo del Islam político, y reforma del partido para ampliar su base y promocionar comportamientos democráticos. A pesar de sus esfuerzos en pro de un gobierno democrático, hubo otro golpe de Estado en 1969 que condujo a una dictadura denominada el Régimen de mayo.

Pronto fue detenido por el gobierno militar, exiliado en Egipto, y detenido en las cárceles del Sudán en varias ocasiones hasta 1974. Más tarde ese año, él viajó al extranjero y visitó las capitales árabes y africanas donde pronunció una serie de conferencias. Durante su exilio, formó el Frente Democrático Nacional (NDF), compuesto por Umma, el Partido Unionista Democrático, y la Hermandad Musulmana. A través de sus esfuerzos, el NDF fue capaz de hacer un acuerdo de reconciliación nacional en 1977 con el Régimen de mayo que ordenó la reforma democrática.

Su asociación directa con la Hermandad Musulmana es importante, ya que es la organización que remontándonos a 2007, bajo el entonces presidente de EE.UU. George Bush, comenzó a recibir apoyo saudita-estadounidense-israelí para preparar el derrocamiento violento de varias naciones, incluyendo, en particular, Siria. El ganador del Premio Pulitzer, el periodista Seymour Hersh en su artículo 2007 en el New Yorker, "La Redirección: ¿Está la nueva política de la Administración beneficiando a nuestros enemigos en la guerra contra el terrorismo?" revelaría el apoyo saudita-estadounidense-israelí detrás de financiar y armar a los Hermanos Musulmanes en Siria:

"El gobierno de Arabia Saudita, con la aprobación de Washington, proporcionaría fondos y ayuda logística para debilitar al gobierno del presidente Bashar al-Assad, de Siria. Los israelíes creen que poner tanta presión sobre el gobierno de Assad hará que sea más conciliador y abierto a las negociaciones."

Hersh informó también que un partidario de la facción libanesa Hariri pro-estadounidense-saudí se había reunido con Dick Cheney en Washington y transmitido personalmente la importancia de la utilización de la Hermandad Musulmana en Siria en cualquier movimiento en contra del gobierno de turno: 

"Walid Jumblatt entonces me dijo que se había reunido con el vicepresidente Cheney en Washington el pasado otoño para discutir, entre otros temas, la posibilidad de socavar a Assad. Él y sus colegas aconsejaron a Cheney que, si los Estados Unidos iba a por Siria, los miembros de la Hermandad Musulmana siria serían con "los que habría que hablar", dijo Jumblatt".

El artículo seguirá explicando cómo ya en 2007 el respaldo de EE.UU. y Arabia a favor de los Hermanos Musulmanes había comenzado ya: 

"Hay evidencia de que la estrategia de cambio de dirección de la Administración ya ha beneficiado a la Hermandad. El Frente de Salvación Nacional de Siria es una coalición de grupos de la oposición, cuyos miembros principales son una facción liderada por Abdul Halim Khaddam, un ex vicepresidente sirio que desertó en 2005, y la Hermandad. Un ex alto funcionario de la CIA me dijo: "Los estadounidenses han proporcionado tanto apoyo político como financiero. Los saudíes están tomando la iniciativa con el apoyo financiero, pero no hay participación de Estados Unidos." Dijo que Khaddam, quien ahora vive en París, estaba poniendo el dinero de Arabia Saudita, con el conocimiento de la Casa Blanca. (En 2005, una delegación de miembros del Frente se reunió con funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional, según informes de prensa.) Un ex funcionario de la Casa Blanca me dijo que los saudíes habían proporcionado a los miembros del Frente los documentos de viaje."

Aquel al-Mahdi, cuya coalición incluyó a la Hermandad Musulmana que ha jugado un papel fundamental en la ejecución de los recientes designios occidentales en Siria y Egipto, y de cuyo levantamiento y llamadas a las reformas se han hecho eco personajes de Sudán de la talla del lider extremista Hassan al-Turabi (quien de hecho invitó a Osama Bin Laden a Sudán), es ahora el líder de los manifestantes que campan por las calles de la capital de Sudán, quemando infraestructuras, edificios del gobierno y estaciones de policía (al igual que se hizo a través de Egipto y Siria), y que indica que hay un nuevo intento por parte de Occidente de derrocar al Gobierno de Sudán a través de los militantes. 

Que Occidente ha vuelto "casualmente" a poner sus vastos recursos en manos de una revolución de al-Mahdi, que incluye a líderes vinculados a Al Qaeda como al-Turabi, una vez más, pone de manifiesto que el llamado extremismo "islámico" es una herramienta geopolítica que tanto crea como perpetúa intencionalmente Occidente, tanto como pretexto para la invasión militar directa y la ocupación (Malí, Afganistán) como una fuerza mercenaria de representación inagotable para derrocar a naciones específicas (Libia, Egipto, Siria). 

Lo que hay que vigilar.

Sudán comparte fronteras con la derrocada por la OTAN, Libia, el desestabilizado Egipto y el proxy militar de EE.UU., Etiopía. Va también a través del Mar Rojo desde la propia Arabia Saudí. Tanto Libia y Egipto tienen organizaciones terroristas respaldadas por Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar e Israel y sus brazos políticos afiliados - siendo los Hermanos Musulmanes el más prominente. Sudán es un polvorín potencial hecho más volátil todavía en los últimos años debido al auge propiciado por Estados Unidos, Arabia Saudita, Qatar e Israel, de los Hermanos Musulmanes, junto con las organizaciones terroristas apoyadas por Occidente, como Al Qaeda, que forman sus facciones armadas. El interés de Occidente en Sudán no es causal o espontáneo. Fue incluida como una de varias naciones que los EE.UU. tenían la intención de derrocar violentamente y subyugar como un régimen cliente por lo menos desde 2001, según se reveló en un discurso pronunciado por el General de Ejército de EE.UU., Wesley Clark en 2007.



Con el reciente ataque terrorista de la armada y respaldad por EE.UU., Al Qaeda, en Nairobi, Kenia amenazando justificar nuevos incursiones estadounidenses y conjuntas de la Unión Africana y el AFRICOM en Somalia y las desestabilizaciones en curso en Egipto y en mucha mayor medida en Siria, las palabras del general Wesley Clark son a la vez proféticas e indicativo de la verdadera naturaleza tanto de la llamada "primavera árabe" como de los intentos de cambio de régimen violentos que se organizan detrás de la cortina de humo de las "manifestantes pro-democracia." 

Aunque Sudán no parezca tener importancia para la mayoría a través de Occidente, las implicaciones geopolíticas de toda una región de Mali a Pakistán bajo la desestabilización occidental afecta directamente al petróleo, la logística y la estabilidad de todo el mundo. Países como China, que se basan en África y el comercio con Oriente Medio, se ven afectados directamente por los intentos de EE.UU. de desestabilizar y derrocar a Sudán - y de hecho es una de las motivaciones de la llamada "primavera árabe" dirigida por Occidente. 

Siguiendo el libro de jugadas de la "primavera árabe", debemos esperar intentos de justificar el aumento de la militarización de la llamada "oposición", que al principio será presentado como "pro-democracia" moderados obligados a "defenderse", pero que se revelarán plenamente como Al Qaeda con la plena escala de las operaciones militares proxy que se pondrán en marcha. La única forma de evitar un conflicto militar destructivo es que el gobierno sudanés aplaste rápidamente y severamente a la oposición y asegure las fronteras donde los militantes respaldados por la OTAN y sus equipos tienen más probabilidades de fluir. 

El gobierno de Sudán también debe hacer un intento real de reforma, mientras que expone la naturaleza externa del respaldo de los líderes de la oposición que tratan de dividir y destruir a la nación. Mediante romper el predecible molde de "malvado dictador" en el que Sudán ha sido encajado por los medios de comunicación occidentales, pueden igualar las probabilidades formuladas contra ellos por la prensa occidental que sigue siendo formidable y sus socios propagandísticos a través de Arabia Saudita, Qatar e Israel. 

Cantidades sin precedentes de recursos se han comprometido con la reordenación geopolítica del Norte de África, Oriente Medio y Asia Central. Sería un error considerable para cualquier nación abiertamente enumerada por los EE.UU. como "en espera de un cambio de régimen" subestimar los inicios de los disturbios claramente respaldados por intereses extranjeros. Mientras que algunas operaciones pueden estar "tanteando el terreno", el empuje final puede llegar en cualquier momento con los proxies totalmente militarizados pre-posicionados y preparados para sembrar la misma destrucción genocida que los terroristas apoyados por EEUU en Siria están llevando a cabo. 

Fuentes: La Próxima GuerraLand Destroyer

Días tontos.

Hay gente que tiene días tontos y gente que son tontos todos los días. O al menos eso es lo que pretenden hacernos creer algunos jeques saudíes con sus disparatadas ocurrencias. Desde 1990 las mujeres en Saudi Arabia no pueden conducir por ley, cuando un grupo de mujeres organizó una manifestación automovilística en protesta contra la prohibición informal que entonces estaba vigente; entonces el Ministerio del Interior -recogiendo una fatwa del ya fallecido Mufti del país- cambió la informalidad por norma estricta.

Desde entonces han sido numerosas las protestas que se han organizado contra esa discriminatoria ley saudí tanto dentro como fuera del país y varias han sido las mujeres saudíes que han desafiado a la norma; la más destacada Ameerah al-Taweel, esposa del billonario príncipe Al-Waleed, que ha reconocido haber conducido en su país con conocimiento de su marido y hacerlo habitualmente cuando está fuera del país. Como princesa nunca ha tenido ningún castigo más allá de algún tirón de orejas en privado ya que no es bien vista, ni su marido tampoco, dentro de palacio ya que sus actos "violan los valores de su familia, de su religión y de su país". 

Las penas que suelen aplicarse a las mujeres por conducir van desde la retención del vehículo y la detención por unos días hasta la flagelación, según el que imparte justicia entienda la gravedad de la infracción hecha por la mujer. Sí se justifica sin que haya mayores problemas que la mujer pueda conducir en Saudi Arabia si el varón que vaya acompañándola -marido, tutor, hijo o familiar- demuestre estar incapacitado para hacerlo en ese momento.
Mujer saudí conduciendo.

Pero la retórica que suelen usar normalmente los saudíes sobre este y otros asuntos esta vez ha pasado de los injustificable al ridículo: el Sheikh Saleh al-Lohaidan afirma, diciendo que la medicina ha estudiado el asunto, que las mujeres que conducen tienen sus caderas más elevadas y este motivo puede dañar los ovarios y como consecuencia pueden dar a luz niños con algún tipo de alteración. Como broma dicha después de varias rondas en la barra de un bar no está mal; tal vez tuviera el día tonto. Tal vez su padre tenía todo el día los huevos apretados envió al más locuaz de sus espermatozoides a las trompas de su madre que, sin conducir, estaba todo el día en casa mano sobre mano hasta que las caderas le llegaron por debajo de las tetas y engendraron a semejante jumento. 

Lo peor de este asunto es que lo dice un consejero del Ministerio de Justicia del actual país musulmán sunní más influyente que tiene, para lo bueno y para lo malo, al resto mamando de sus ubres. Este último insulto a la inteligencia es uno más de los ejemplos de la discriminación hacia la mujer en Saudi Arabia donde, por ejemplo, deben recibir permiso explícito de un varón que las tutele para poder viajar, trabajar remuneradamente, cursar estudios superiores o casarse.